Aplicación de pintura para suelos de hormigón

Aplicación de pintura para suelos de hormigón

Aplicación de pintura para suelos de hormigón con Reformundo

Si queremos cambiar el tono que tiene nuestro suelo de hormigón, la pintura para ello es una de las mejores alternativas para lograrlo, sin necesidad de optar por obras costosas y engorrosas, que pueden demorar mucho tiempo.

La principal ventaja que tiene este tipo de pintura es que se aplica de manera muy fácil y es muy buena para usarla en sitios que tienen un tránsito elevado. A la hora de elegir este revestimiento, es necesario identificar en qué tipo de pavimento se utilizará, si es para interiores o exteriores, pues sus características varían al respecto. El hormigón impreso y el hormigón pulido son dos materiales de los más utilizados.

 

¿Cómo se utiliza la pintura para suelos de hormigón?

Aplicar la pintura en los suelos de hormigón es un proceso que se hace con paletina, rodillo, brocha o pistola aerográfica, según la extensión del área que se desea revestir. Si se usa brocha, ésta debe ser ancha, mientras que el rodillo sí debe tener una medida corta.

 

Pasos a seguir para pintar el suelo

Antes de iniciar el trabajo, limpia y aspira el suelo para eliminar el polvo por completo y déjalo secar bien.

Después coloca una cinta de carrocero para delimitar el perímetro y evitar que las paredes se manchen.

Aplica una imprimación y deja que seque bien.

Posteriormente coloca una capa de pintura, la cual debe estar diluida con agua (un 5% aproximadamente). Primero usa una brocha con la que revistes el perímetro y luego utiliza el rodillo, comenzando por el área más alejada de la puerta.

Previo a la aplicación de la segunda mano de esta pintura, es necesario que la dejes secar por unas tres horas aproximadamente. Para aquellos suelos que son bastante transitados se recomienda echar una tercera capa y sellar con barniz.

 

Preparación de la mezcla de la pintura

Para preparar la pintura, es necesario verterla toda en un recipiente con la capacidad necesaria para hacer la mezcla.

Incorpora de manera paulatina el renovador, batiendo la mezcla con una paletina o espátula, haciendo movimientos circulares hasta obtener la homogeneización correcta.

Luego de diluir completamente el polvo de la pintura, se echa el resto del renovador y se aplica la pintura con éste, siguiendo las instrucciones que se observan en el envase del producto.

Finalmente se agrega un 20% de disolvente o agua, de acuerdo con la base que se ha usado.

Cuando se aplica la pintura para suelos de hormigón con el renovador, remueve la mezcla continuamente para obtener un aspecto bastante uniforme y un acabado totalmente antideslizante.

Esa es la manera más adecuada para evitar que las partículas antideslizantes se sedimenten y provoquen un acabado totalmente distinto al deseado. En caso de buscar más brillo en el acabado final, solo necesitas aplicar una segunda capa de la mezcla.

Esta es la manera más sencilla y práctica como puedes preparar la pintura para suelos de hormigón y aplicarla de forma correcta para lograr resultados tan perfectos como lo deseas. Te recomendamos siempre optar por productos y materiales de buena calidad que te garanticen la durabilidad del revestido por un tiempo bastante largo. Aplicación de pintura para suelos de hormigón.

 

pinturas suelos de hormigón impreso y pulido

 

Reformundo es la web para empresas, profesionales y autónomos de toda España que ofrecen trabajos de hormigón impreso, hormigón pulido, microcemento, resina epoxi, mortero autonivelante, instalación y mantenimiento de piscinas, reformas integrales de viviendas, reformas de baños y reformas de cocinas.

Anuncia tu empresa en una o varias secciones de Reformundo e incrementa tus ventas anuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.