Por qué es mejor el hormigón impreso imitación adoquín

Por qué es mejor el hormigón impreso imitación adoquín

¿Cómo hacer el hormigón impreso imitación adoquín?

Hoy aprenderás sobre uno de los materiales más populares en el mundo de la construcción, el hormigón impreso imitación adoquín. Es de los más versátiles para hacer muchas cosas buenas que embellecerán las áreas de tu casa o edificio.

Lo bueno del hormigón impreso imitación adoquín

Está técnica de decoración utiliza moldes que crean variadas texturas con las que se forma un acabado de hormigón impreso imitación adoquín. Esto lo podemos observar también en otras imitaciones como piedra o baldosa.

Este tipo de hormigón es vaciado en forma continua, logrando un pavimento con una superficie que al final será pigmentada, por eso se le llama hormigón impreso. El relieve resultante es bajo, y mientras está fresco, se usan moldes para grabarlo.

Su costo es mínimo, pero es altamente resistente y duradero, logrando con esto un producto de mucha demanda en el sector construcción.

¿Cómo se hace?

Para hacer este tipo de hormigón la ejecución es como sigue:

hormigón impreso imitación adoquín Reformundo

Se prepara el terreno

Fase muy importante, porque es la que va a evitar a futuro los desniveles del terreno.

Encofrado

Usando una malla de acero se logra dar forma a la base que soportará el vaciado. Igualmente se hace la pendiente para que el agua drene correctamente y tenga el acabado correcto.

Vaciado

Se lleva el hormigón al lugar preciso y allí se esparce, vaciándolo por etapas. En la primera, cuando se llega a un 50% de la altura convenida, se refuerza con otra malla y se reanuda el vaciado. Al lograr la altura deseada, se nivela para que el hormigón abra sus poros y la mezcla con los pigmentos quede bien compactada.

Moldeado

En esta fase es cuando se usa el pigmento seleccionado para colorear la superficie, distribuyéndolo uniformemente y luego alisándolo bien para que se mezcle de forma perfecta.

Una vez que el hormigón adquiere una consistencia maleable se comienza a moldear. Se colocan los moldes en hiladas, presionando constantemente pero no en exceso. Estos son los que le darán la forma de adoquines, que luego se retirarán usando un producto desmoldante.

Secado

Finalizado el moldeado, hay que dejar secar por 72 horas. Luego, se retiran los moldes, y los restos del agente desmoldante que quedaron se quitan con agua a presión.

Acabado

Una vez seco y limpio el hormigón, se aplica un producto sellador y con un rodillo o pulverizador, la resina o laca que servirá de protector. Pasados tres días más ya la superficie estará terminada, brillante y bonita.

Las ventajas son muchas

La decisión de utilizar hormigón impreso imitación adoquín en tus aceras, en el porche o en el patio te aporta una serie de beneficios:

  • Larga vida útil. Su durabilidad llega a ser extrema cuando es aplicado por conocedores o profesionales, aún bajo condiciones ambientales muy exigentes.
  • Mínimo mantenimiento. Los cuidados son los mínimos posibles cuando la ejecución se hizo de la manera adecuada.
  • Bajo costo. Comparado con otro tipo de materiales el precio por metro cuadrado es sumamente bajo.
  • Fácil de instalar. El trabajo es sencillo y no demanda mucho tiempo.
  • Es seguro. El acabado que se logra de la superficie es el conocido como antideslizante, muy usado cuando hay presencia de agua, tales como bordes de albercas, etc.
  • Impermeable. En caso de que agentes corrosivos sean vertidos accidentalmente, la superficie no se daña.
  • Personalizado. Puedes darle el estilo y color que tú quieras gracias a que el moldeado se adapta a la figura elegida.
  • El tipo de terreno no representa problema, es un material adaptable donde lo irregular del terreno no importa.

¿Por qué lo recomendamos?

Con el hormigón impreso imitación adoquín se logra un acabado verdaderamente resistente y de mucha durabilidad. Es un material que no se degrada con el transcurrir del tiempo, lo que te garantiza años de disfrute.

El ahorro de dinero que lograrás con su sencilla instalación y su mínimo mantenimiento te permitirá acometer otros proyectos. Aparte de que puedes escoger el color de tu agrado, hay una variedad de diseños a tu disposición.

Es bueno resaltar que el mínimo grosor debe ser de 10 cm., y si piensas estacionar coches o vehículos pesados, lo ideal son 15 cm. Así tendrás una idea de lo que quieres lograr usando este excelente material

En Reformundo estamos para servirte. Rellena un formulario y recibe varios presupuestos sin compromiso.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.